jueves, octubre 12, 2006

Castillos y palacios en los señoríos valencianos

Alcázares, castillos, castillos-palacios, palacios y casas de los barones o titulares de los señoríos constituyen parte importante y valiosa, no siempre bien ponderada, del riquísimo patrimonio histórico-artístico valenciano. A pesar de la desaparición de algunos de estos edificios, con pérdidas tan sensibles como los espléndidos palacios condales de Albatera y Oliva, su número es aún muy elevado, reflejo de la enorme amplitud territorial del régimen señorío valenciano. En efecto, a finales del Antiguo Régimen las juridicciones señoriales cubrían casi las tres cuartas partes del espacio entonces valenciano y gravitaban sobre la gran mayoría de villas – 55 por sólo 41 de realengo- y lugares, 315 de un total de 334; sin que faltaran, además, tres ciudades de la importancia de Denia, Gandía, y Segorbe.

Residencias permanentes primero, y luego esporádicas o meramente nominales, de los titulares de los distintos señoríos, sedes de gobierno, administración de justicia y recaudación de tributos y rentas, estas construcciones ofrecen aspecto vario: desde imponentes alcázares (en los marquesados de Elche y Albaida, por ejemplo), pasando por antiguos castillos(Buñol, Castalla, Denia), a majestuosos palacios, como el condal de Cocentaina o el ducal de Gandía, bellísimos castillos-palacios, con muestras prototípicas en Alacuás u Onil, o casonas de la señoría correspondiente (Casa del Barón en Cortes de Pallás, Alcolecha, etc.); en cualquier caso, edificios que, por su entidad, hechura y prestancia, sobresalen del caserío inmediato.

Así pues, al recorrer la Comunidad Valenciana, resulta notoriamente elevada la posibilidad de hallarse en un antiguo señorío con un alcázar, castillo, castillo-palacio, palacio o casa-palacio digno de ser visitado y conocido.

Inormación relacionada con Castillos y palacios en los señoríos valencianos:

- Colegio de Santo Domingo (Orihuela)
- Orihuela, una ciudad monumental